Tuvimos el enorme privilegio de estrenar Lahore en su versión para 2 guitarras en 2019 y aún más, de trabajarlo con su autor Ramón Paús, quien nos iluminó con su concepción jazzística de la música y su libertad interpretativa dentro de unos cánones que pocas veces abordamos en el estudio de la guitarra ‘clásica’.

Pero si algo supone Lahore es una denuncia hacia la injusticia, la desigualdad, la guerra, que siempre se ceba con los/as más débiles, con los/as niños/as, como expresa el final del segundo movimiento, con un patético pasaje en lento en el que se plasma el dolor del entierro de una niña palestina. En definitiva, con aquellos cuyos ojos lo dicen todo, aunque todavía sus palabras no puedan expresarlo de forma certera.

Nuestro más sincero y emotivo homenaje, a través de Ramón Paús, a esas víctimas en las que nunca pensamos, con las que pocas veces somos capaces de sentir empatía, pero que hoy más que nunca, cuando los ‘invulnerables’ estamos sintiendo parte de ese dolor y miedo a través de la COVID-19, parece que alcanzamos a entender.

 

Translate »